miércoles, 29 de diciembre de 2010

¡SANTURANTIKUY!




Como todo cambia en esta vida, el tradicional Santurantikuy también a cambiado, antes era una feria netamente artesanal. Recuerdo los maravillosos juguetes hechos con latas de leche o en hojalata, había primus perfectos en todos sus detalles, ollitas,baldes,platitos etc. etc .todo lo que una niña pudiera desear, los"grillitos" pequeños animalitos pintados en vivos colores y con una lengueta de metal que al aplastarla repetidamente hacían un característico sonido, los pajaritos también en lata pintada, que al llenarlos con agua y soplar gorjeaban maravillosamente.
 También estaban los juguetes de madera, entre los que recuerdo camiones idénticos a los verdaderos, mariposas y aves que al rodarlas con un palito que llevaban, abrían y cerraban las alas, los caballitos con cuerpo de palo y cabeza de madera, que los niños montaban y galopaban felices con sus propias piernas.
 Luego estaban los tiestos:  ollitas platos, tacitas, jarras; toda clase de animalitos;  casitas  etc. etc. todo un mundo  echo de arcilla cocida y pintada.
El maravilloso olor de las hierbas silvestres para los nacimientos,, los pesebres , los pastores, reyes magos, ángeles, los niños Manuelitos, la virgen, san José, las casitas para el pueblo de Belén echas de madera o cartón; las ollitas de tiesto llenas de una rica mazamorra en fín un paraíso, donde los niños pobres o no encontraban el juguete soñado, pues los precios eran baratísimos.
No habían panetones, ni juguetes costosos que solo sirven para entristecer a padres y niños que no pueden comprarlos,no había nada plástico, nada hecho en fábricas.
Yo recuerdo la vez que entre mis regalos (muñeca bella de tienda y costoso triciclo de aluminio), encontré una familia de ratones de yeso,comprada en el Santurantikuy, ¡fue lo que mas me gustó! y jugué con ellos todo el día, con gran decepción de mis papás.
Por eso amo el Santurantikuy, sin chauvinismos ni tonterías por el estilo: que está muy cambiado...¡si! que hay mucha gente...¡también!, pero en que feria no hay gente ahora, las calles de Lima son un caos en esta época y supongo que es así en otras ciudades también, que dejan todo sucio y que deberían reubicarlos mmmm,,, la plaza de armas siempre fue de ellos. Claro el Santurantikuy no es el mismo y hay turistas que se quejan por las molestias que trae el tumulto, pero el Santurantikuy está en el corazón de los cusqueños y finalmente, como decía mi abuelita ¡todo paraíso tiene su serpiente!.Por eso a integrarse nomás y a gozar de todo lo lindo que aún tiene.

2 comentarios:

  1. Buena forma de narrarnos el Santurantikuy, que razón tienes de llevarlo en el corazón, hay detalles en la vida imborrables. Gracias por darnos a conocer tus costumbres.

    Hasta el proximo año, felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Que bueno que te gustó la entrada mi querida Chomp, ahora que estoy lejos de mi querido Cusco, siento mas intensos los recuerdos y mi gran nostalgia la trato de aliviar escribiendo.
    ¡Un feliz año para ti y los tuyos!
    Abrazo.

    ResponderEliminar